jueves, 26 de febrero de 2015

Migas con chorizo



Esta semana se celebra el día de Andalucía, el sábado 28 de febrero, y la receta de estas migas son nuestro pequeño homenaje. Aunque es un  plato que se come por toda España y en cada sitio de una manera, a mí casi no se me ocurre nada más andaluz...supongo que por asociación a mi abuela y mi familia. Ella solía hacerlas en casa cuando era pequeña, y comíamos todos, que somos muchos. De hecho, esta cacerola de migas se hizo bajo su supervisión. 

Otra cosa que me da mucho gustito es que tengo una semana de vacaciones y las voy a pasar en casa, con mi familia y con mi perro y comiendo comidas de mi madre, jejejejeje. Felicidad.

Las migas se suelen acompañar de naranjas en mi casa y algunos amigos me han dicho que en las suyas con uvas. El sabor dulce y refrescante de la fruta le viene genial al picante del pimentón y a la grasa del chorizo.

Ingredientes para 4 personas:

-500 g de pan candeal 
-40 g de ajos (media cabeza aproximadamente)
-150 g de pimientos verdes
-150 g de chorizo fresco
-10 g de sal
-80 g de aceite de oliva
-250 g de agua
-2 g de pimentón de la vera

1-Desmigar el pan un par de días antes de hacer la receta y lo partimos en trozos con las manos. Lo guardamos en un lugar seco.

2-Calentamos el agua y disolvemos la sal. Vamos mezclando el pan y el agua salada poco a poco. Removiendo, y lo dejamos reposar para que absorba todo el agua por igual. El pan debe quedar húmedo, pero no empapado, porque si no, tardaremos muchísimo en hacer las migas.

3-Mientras, en un perol alto y con suficiente capacidad para todo el pan, calentamos el aceite y doramos los ajos enteros un poco aplastados. Cuando estén tostaditos los sacamos y freímos el pimiento cortado en trozos grandes, lo reservamos junto a los ajos y freímos el chorizo a rodajas. 

4-Retiramos el perol del fuego y añadimos el pimentón, removemos y añadimos el ajo, el pimiento, el chorizo y el pan. Lo mezclamos todo bien, que el pan absorba el aceite y el pimentón y lo aplastamos contra el fondo, como si fuera una tortilla, a fuego lento, durante un minuto, para que se dore, removemos y repetimos la operación un par de veces. No podremos parar de remover, porque las migas se queman con mucha facilidad.
Mi consejo es que mantengáis el fuego bajo, para que se tuesten lentamente, pero sin riesgos. Las migas deben separarse bien, quedar el pan entero y bien cocinado, para esta cantidad, media hora removiendo no os la quita nadie, como mínimo.

El tiempo que las remováis dependerá de lo tostadas o crujientes que las queráis... personalmente las prefiero blanditas, y encontrar de vez en cuando una tostadita...ustedes mismos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...