lunes, 1 de septiembre de 2014

Post especial - Cómo hacer pan de hamburguesa casero


Esta semana pasada ha sido frenética para Tó está bueno. Salimos en el Diario de Sevilla en un artículo de la periodista Ángela Serrato (aquí el link) y Paco García nos hizo una entrevista en la Cadena Ser. Además superamos los 500 seguidores en Facebook y alcanzamos más 30000 visitas al blog. Desde aquí queremos dar las gracias a todos, estamos contentísimos de los bien que está yendo las cosas. Así que para celebrarlo, os mostramos este post especial en el que explicamos como hacer un pan de hamburguesa casero con cerveza.

Somos mucho de comer pan, demasiado. Personalmente no tengo queja del que trae el panadero, pero de vez en cuando gusta hacer el tuyo propio, por cambiar y por experimentar. 

Hacer pan da gustico, mezclar los ingredientes con las manos, tocarlo, amasarlo, ver como la masa se transforma al fermentar...y encima, cuando le coges el punto y te salen panes espectaculares y fotogénicos te hinchas de orgullo y te dedicas a enseñárselos a todo el mundo. 

Después de hacer muchos panes, supongo que lo más importante a tener en cuenta para que sea lo más decente posible son la humedad y la paciencia. 
La paciencia a sido lo que he llevado peor, porque quería pan y lo quería ya. Así que cuando empecé no respetaba los tiempos de fermentación (y ahora todavía me cuesta) y os podéis imaginar los churros que me salían, comestibles si, pero se los comía el perro. 

La humedad es otra, al principio la masa se pega en las manos y es frustante. Tu estás ahí, con tu imagen mental del panadero amasando una masa fina y elástica, que no se pega nada; mientras, tienes un engrudo pegajoso entres las manos con una pinta terrible. Supera la tentación y NO añadas más harina, déjala, sé paciente, cuando repose y empiece a fermentar cambiará, te lo prometo.
Deja reposar la masa tapada con film, o en un tupper grande, con tapadera, para conservar la máxima humedad. 
Y por último, la humedad en el horno: pon un cacharro con agua dentro, incluso cuando vayas a meter los panes, tira un vaso de agua en el suelo del horno (con cuidadito de no quemarte con el vapor), así evitarás que la superficie del pan se seque y endurezca antes de tiempo, creando una costra que impida al pan crecer y cocerse correctamente.

Para este tipo de pan, un último consejo: al sacarlo del horno mételo en una bolsa de plástico, para que la superficie se ablande y queden bollitos blanditos de hamburguesa. Si no los vais a consumir en el día, mejor filmarlos uno a uno, protegerlos bien con una bolsa y congelarlos en cuanto se enfríen. 
Esperamos que os gusten.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...