domingo, 15 de septiembre de 2013

Tomates rellenos de risotto de setas y piñones




Hoy os traemos una receta deliciosa, os aseguramos que cuando la hagáis os va ha encantar, además tiene la ventaja de ser dos platos en uno: tomates asados y risotto de setas y piñones.
Para cocer el arroz nosotros hemos usado agua, y nos ha quedado muy bueno, pero si sois unos obsesos del sabor podéis usar caldo de pollo o verduras, pero os aseguramos que no es necesario: la cebolla, ajo, las setas, la nata y las especias son más que suficiente para que nos resulte un plato sabroso. Ahí va la receta, esperamos que os guste.


Ingredientes para rellenar 5 tomates grandes:

- 2 cebollas grandes
- 3 dientes de ajo
- 100 gr de champiñones
- 200 gr de setas al gusto
- 1 puñado de piñones
- 250 ml de nata
- 600 ml de agua o caldo de verduras
- 1 puñado de arroz por cada tomate, en este caso 5
- 5 tomates grandes maduros
- orégano, albahaca, sal y pimienta
- un poco de parmesano rallado
- un poco de pan rallado 


1- Cortar la parte de arriba de los tomates y vaciarlos con la ayuda de una cuchara. Podemos guardar el interior de los tomates para un gazpacho o para un sofrito.

2- Picar la cebolla y pocharla. Cuando esté lista añadir los piñones, las setas y champiñones picados en dados pequeños y dejar que se sofría bien. Después añadir los ajos picados y dejar que se sofrían.

3- Agregar el arroz y mezclar con los ingredientes dejando que se tueste un poco, añadir el agua y la nata calientes poco a poco, sin dejar de mover, para que en arroz quede meloso. Primero un cazo, dejamos que el arroz lo absorba y añadimos el siguiente, así conseguiremos que el arroz quede pegajoso y suave, y podremos ir probando para comprobar si necesita un poco más agua. 

4- Especiar con el orégano, la albahaca y la pimienta. Rectificar de sal y rellenar los tomates. Ponerlos en una bandeja con el fondo engrasado con aceite de oliva y espolvorear generosamente con parmesano y pan rallado para que se gratine. 

5- Meter al horno durante 45 minutos a 180 grados, solo por abajo. Subir la temperatura a 250 grados, por arriba y por abajo, para que se dore y gratine la parte superior de los tomates rellenos. Y ya están listos para servir.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...